Preparación del Terreno:

Esta operación consiste en la corta y eliminación de maleza que se realiza dos semanas antes de la siembra. Inmediatamente antes de la siembra se aplica herbicida quemante (90 cc/bomba) para controlar el nacimiento de malezas

Siempre y cuando el terreno lo permita, se realiza arado al terreno. Esta es una de las prácticas que mas incrementan los costos de producción, la finalidad de esta práctica es aflojar el suelo para lograr una mayor filtración del agua, conservando mayor humedad para el crecimiento del cultivo. Favoreciendo la semilla y su germinación, y también eliminar la maleza que de encuentre presente.

Siembra:

Para la siembra, una vez preparado el terreno, se procede a hacer hoyos con una herramienta llamada macana, los cuales se hacen a una distancia de 40 cms entre calles y de mata a mata de 40 cms.

La siembra debe realizarse en suelo húmedo preferiblemente, depositando la semilla a una profundidad entre 7 y 10 centímetros, colocando 2 a 3 semillas por hoyo.

Manejo de cosecha:

El frijol se arranca una vez que sus vainas alcancen su madurez fisiológicas y se amontona cuando se han secado totalmente.

Una vez amontonado es cubierto con un plástico transparente, este acelera el secado por el sol y protege la cosecha de las lluvias. Se debe dejar un espacio entre el suelo y el plástico que sirva como ventilación.

Luego se aporrea o trilla a mano o mecánicamente, utilizando por lo general un chapulín con la respectiva máquina desgranadora.

Almacenamiento y Empacado:

Después el grano es trasladado al centro de acopio para ser secado, seleccionado y almacenado adecuadamente para su posterior venta.

Desde el año 2012 , gracias al proyecto que se implementó para contar con maquinaria de empaque propia, se logró implementar nuestra propia marca y realizar todo el proceso de limpieza y empaque, sin la necesidad de trasladarlo a otros lugares para realizarle todo el proceso.

Ir a información de empacado